Los secretos de la cocción del marisco

Los secretos de la cocción del marisco

Entre los productos del mar, el marisco está considerado como uno de los manjares más apreciados, pero no solo basta con la calidad de la materia prima. Por ello, desde Ponteareas, nuestro restaurante gallego en Madrid, vamos a desvelarte algunos de los secretos más importante sobre su cocción, un detalle que logrará perfeccionar la degustación.

Langostinos, gambas, percebes, navajas, cigalas, langostas, bogavantes… El marisco gallego es una fuente de placer inabarcable para el paladar, sin embargo, a la hora de servirlo, cualquiera de sus especialidades requiere del toque perfecto para alcanzar una excelencia que esté a la altura.

Evidentemente, existen diversas maneras de presentarlo, no obstante, hoy desde Ponteareas, nuestro restaurante gallego en Madrid, queremos hablarte de la cocción, regalándote algunos consejos que servirán para mejorar este proceso. ¡Presta atención!

gambas restaurante gallego madrid

1. ¿Cuándo se echa al agua?

Se trata de una de las dudas más repetidas. ¿Cuál es el momento perfecto para echar el marisco al agua? Pues dependerá de las características de cada uno. Generalmente, la mayoría de las piezas deben vertirse cuando el agua esté hirviendo, independientemente de si están vivas o no. Es la opción más recomendable tanto para los mariscos grandes como para los pequeños.

En ambos casos, es la mejor manera de que el marisco no pierda ninguna de sus propiedades durante la cocción. No obstante, hay quienes mantienen la regla general de echarlo con el agua fría cuando esté vivo, lo que suele suceder en las piezas más grandes, y hacerlo con el agua hirviendo, cuando no lo esté. ¡Tú decides!

2. La sal, muy importante

Para que el marisco presente el sabor correcto, el agua debe contener el punto adecuado de sal. Debes saber que la costumbre de cocerlo en agua procedente del mar está en claro desuso, principalmente porque en la mayoría de ocasiones tendremos complicado acceder a ella.

No obstante, sí es cierto que el objetivo a seguir es el de simular la proporción que se produce de manera natural en el mar, esto es, entre 35 y 40 gramos de sal por litro. Por tanto, la cantidad de sal dependerá del agua que necesites, lo cual, a su vez, estará relacionado con el peso de la pieza. La meta es que siempre quede cubierta con holgura.

3. Los tiempos

En nuestro restaurante gallego en Madrid somos expertos en todo lo relacionado con el marisco y por ello, le damos una gran importancia a los tiempos de cocción, lo cual es decisivo para que en sabor y textura alcancen la excelencia.

Como el tamaño es variable, lo mejor que puedes hacer es guiarte por el peso. A partir de los 500 gramos, los cuales requerirán aproximadamente unos 10 minutos de cocción, ve aumentando un minuto los tiempos por cada 100 gramos. Por ejemplo, si la pieza pesa 1200 gramos, necesitarás 17 minutos. Esta regla te resultará muy efectiva, aunque la experiencia que adquieras con el paso del tiempo te será de gran ayuda a la hora de perfeccionar el proceso.

cigalas restaurante gallego madrid

A excepción de algunas particularidades, sirviéndote de estos consejos básicos, lograrás con el tiempo ser un experto en la cocción del marisco. Y si no, siempre puedes venir a Ponteareas, nuestro restaurante gallego en Madrid, donde encontrarás el mejor marisco gallego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *